TERMITAS EN LA MADERA

TERMITAS EN NUESTRA MADERA

En la entrada de hoy hablaremos de un problema potencial, más o menos común, de los objetos de madera. Este problema no es otro que las termitas. Se trata de insectos de color blanquecino y aspecto similar al de las hormigas. No solo atacan a la madera, también son capaces de dañar el hormigón. Su organización social es similar a la de las abejas u hormigas, pudiendo vivir en comunas de más de 2 millones de individuos.

Su principal alimento es la celulosa y las podemos encontrar en cualquier elemento de madera de nuestra casa. También en aglomerado, DM, cartón, etc. A diferencia de la carcoma, cuando vemos las termitas significa que la situación se ha convertido en un problema.

 

ESPECIES Y CLASES DE TERMITAS

Alrededor del planeta existen muchísimos tipos de termitas, pero las que podemos encontrar en la península podemos resumirlas en:

–        Subterráneas: se les denomina de esta forma porque viven en el subsuelo y su forma de actuar es de abajo hacia arriba, realizando túneles en paredes.

–        Aéreas: se caracterizan por su capacidad de volar, pudiendo así atacar a cualquier tipo de madera. A su vez, este tipo de termitas se subdividen en dos grupos: las “kalotermes” (habitan en maderas con humedad) y “cryptotermes” (habita, también, en madera seca).

Como hemos dicho, las termitas viven en comuna y tienen su propia estructura jerárquica. Encontramos:

–        La reina y el rey del termitero. Son las encargadas de la reproducción de los individuos. La reina puede llegar a vivir más de 20 años, poniendo miles de huevos diarios.

–        Obreras. Se encargan de buscar alimento y de construir los túneles hasta llegar a él. Son las causantes de los desperfectos que podemos ver en nuestra madera.

–        Soldado. Se caracterizan por tener una cabeza más grande y su función principal es proteger el termitero de otros insectos, normalmente hormigas.

–        Reproductoras primarias: estas son las encargadas de salir del termitero actual y crear nuevos.

–        Reproductoras secundarias: son las encargadas de sustituir a la reina en caso de que esta muera.

 

CÓMO DIFERENCIAR TERMITAS DE CARCOMA

Una de las principales características de las termitas es que se le puede diferenciar cabeza, tórax y patas. Por el contrario, a la carcoma no se le diferencian estas partes al tratarse de una larva.

Por otra parte, el sonido que emiten las termitas no es posible ser apreciado por el ser humano. Por el contrario, la carcoma emite un ruido más intenso.

Si encontramos pequeños túneles de barro en nuestra madera, podemos afirmar que existen termitas. Sin embargo, si lo que encontramos son pequeños montones de polvo será sinónimo de existencia de carcoma.

Por |2019-07-30T17:21:01+00:00julio 30th, 2019|materiales|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario