QUEMA DE LA MADERA COMO PROTECCIÓN

QUEMA DE LA MADERA COMO PROTECCIÓN

En muchas entradas anteriores hemos hablado de las bondades de la madera y sus aplicaciones en casas de madera y de sus buena resistencia y durabilidad. Sin embargo, a la situación actual de este material se ha llegado a través de un proceso evolutivo. Nos explicamos. Hace muchos años, como podemos imaginar, no existían las técnicas de fabricación que hoy existen. Esto se traducía a que la madera no presentaba las propiedades que hoy le conocemos de durabilidad. Esto afectaba, sobre todo, a construcciones en zonas costeras donde las condiciones son más adversas.

SOLUCIÓN JAPONESA: YAKISUGI

Antes esta situación, en Japón encontraron una solución para evitar descartar el uso de la madera: quemarla antes de instalarla.

Esta técnica no solo mejora la durabilidad del material, sino que le da una belleza estética bastante apreciada. Como hemos dicho, esta técnica mejora la resistencia en zona costeras donde la humedad y el salitre estropea rápidamente la madera.

A esta técnica se le denominó “Yakisugi”. “Yaki” significa “calentar con fuego” y “Sugi”, “ciprés”.

YAKISUGI, PASO A PASO

Al poner en práctica esta técnica, se siguen los siguientes pasos:

1.- Lo primero que se hace es formar un triángulo con 3 tablas largas. La unión de las mismas se debe de hacer con un material resistente a la combustión. Se impregna todo con combustible y se inicia la combustión en el interior del triángulo. Dejamos arder durante 10 minutos.

2.- Una vez pasado este tiempo, pasamos a “apagar el fuego” con agua y se deja enfriar. Una vez que se haya enfriado, se separan las tablas.

3.- Por último, se tiene que cepillar y lijar la cara que se ha quedado carbonizada. Una vez lijada, se le aplican productos naturales para su protección (principalmente aceites).

BENEFICIOS OFRECIDOS POR EL YAKISUGI

Aunque esta técnica dejó de utilizarse hace muchos años, parece que está volviendo. Y es que, son muchos los beneficios que aporta. A saber:

–        El Yakisugi es una técnica económica ya que supone menos coste que la aplicación de productos protectores.

–        Al no tener que tratar ni pintar la madera, los tiempos de construcción se aceleran.

–        Con la aplicación de esta técnica se aumenta la durabilidad de la madera. Esto se debe a que la capa de carbón que se crea, la protege de los rayos UV. También la hace más resistente a insectos y plagas.

–        Por último, comentar que al tratase de una técnica natural, no se aplican productos químicos ni tóxicos. Es decir, se reduce el impacto ambiental.

Por |2019-12-13T06:52:39+00:00diciembre 13th, 2019|Casas de madera, materiales|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario