PANELES ESTRUCTURALES DE MADERA

PANELES ESTRUCTURALES DE MADERA

Hoy toca hablar de los paneles estructurales de madera.

Una de las principales características que hemos destacado en diversas ocasiones respecto a las casas de madera es que son más económicas que las casas construidas con materiales más tradicionales como el cemento o el hormigón. Esto va ligado, de cierto modo, con que este sector es altamente competitivo y en el que la innovación es un requisito indispensable de supervivencia.

En este sentido hoy toca hablar de los paneles estructurales de madera que, resumido de una forma muy breve, son tableros con forma rectangular que están fabricados específicamente para la construcción de viviendas. Suelen tener diferentes tamaños, pero podríamos decir que la medida estándar es de 1,22 x 2,44 metros con un grosor que varía entre los 9 y 18 milímetros.

Pero la tipología de paneles de madera no solo la encontramos en función de las medidas. Según el proceso de obtención de la madera tenemos tres tipos:

Panel Contrachapado:

Este panel se fabrica a partir de chapas obtenidas de troncos, las cuales se encolan y prensan a temperaturas controladas. Este tipo de paneles es ideal para su uso en exteriores. Debido al uso de resinas, destaca por su resistencia y por ser un material duradero. Dependiendo de la madera utilizada, el tablero tendrá una calidad u otra.

Panel de Fibra Orientada:

En este caso el panel se fabrica a partir de viruta, la cual se dispone en diferentes capas. Al igual que para el panel contrachapado, puede tener diferentes calidades.

Panel Compuesto:

Se trata de un panel estructural de madera que se fabrica a base de madera reconstruida encolada entre dos chapas de madera.

En cuanto a las ventajas de los paneles estructurales de madera podemos destacar las siguientes:

– Rapidez y facilidad de construcción: debido a que es un material bastante menos pesado que el acero o el hormigón, se necesita menos mano de obra y equipos auxiliares para su manipulación. Además, la madera puede ser trabajada en la misma obra.

– Flexibilidad de diseño: esta ventaja se debe a que, como no suelen existir columnas de soporte en una edificación de madera, la carga se distribuye por toda la superficie. Esto le confiere una gran flexibilidad en el diseño arquitectónico.

– Resistencia los movimientos sísmicos: en este caso, debido a que el peso de una construcción con paneles de madera es pequeño y flexible, el comportamiento durante la actividad sísmica es mucho mejor que en construcciones de hormigón y ladrillo.

– Eficacia energética: en este sentido, la madera es un recurso natural y renovable. Además. Posee unas cualidades aislantes naturales que no tienen otros materiales.

Por |2018-11-27T06:07:42+00:00noviembre 22nd, 2018|Casas de madera|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario