LAS VENTANAS COMO FACTOR DE AHORRO

LAS VENTANAS COMO FACTOR DE AHORRO

¿Se pueden considerar las ventanas como factor de ahorro? Cuando se realiza la compra de una casa de madera es porque tenemos varios motivos que nos impulsa a ello. Pueden ser estéticos o, como normalmente ocurre, por motivos de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente. El ahorro energético es otro factor determinante que decanta la balanza en favor de las viviendas de madera.

Por otro lado, cuando se materializa la compra de una casa se busca, entre otras características, cierto grado de confort. Y más en los tiempos que actualmente corren, en los que pasamos más tiempo en el interior de la vivienda.

En la entrada de hoy hablaremos de las ventanas como factor de ahorro. Cómo las ventanas de nuestra casa pueden unir estos dos puntos comentados anteriormente. Por un lado, suponer un ahorro energético y, por el otro, hacer de nuestro hogar un lugar más agradable.

CONFORTABILIDAD DE LA VIVIENDA

Como decimos, cada vez se nos hace más importante el estar cómodo en casa. Uno de los puntos de confortabilidad lo encontramos en la temperatura. Según los expertos, la temperatura ideal en el interior de la vivienda debe en torno a 20ºC en invierno y 25ºC en verano.

Dejando al margen los aparatos eléctricos (aires acondicionados y calefactores), ¿cómo podemos acercarnos a estas temperaturas de manera natural? La respuesta la encontramos, entre otros elementos, en las ventanas. Y, más concretamente, el vidrio de la ventana. Por lo tanto, el material específico del cristal de la ventana supondrá un factor determinante para que nuestra vivienda sea más o menos cálida o fría.

En este punto, comentar que existen multitud de vidrios con un tratamiento especial con el que se aumenta el aislamiento térmico y se consigue un mayor control solar.

AHORRO ENERGÉTICO

Como también hemos puntualizado, el ahorro energético es un punto muy importante que caracteriza nuestra vivienda. En este contexto, si una casa no está bien aislada, la eficiencia energética caerá y, por tanto, el gasto energético aumentará.

A través de las ventanas que elijamos para nuestra casa, podemos mejorar la eficiencia y reducir este gasto. Como hemos comentado en el punto anterior, la clave principal está en la decisión del vidrio a utilizar.

Hay estudios que han demostrado que, utilizando un vidrio con tratamiento específico, se puede llegar a ahorrar un 38% en las facturas en el concepto aire acondicionado. Y, el ahorro puede llegar al 14% en las facturas de luz y gas.

Por |2021-02-24T13:54:27+00:00febrero 26th, 2021|Casas de madera|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario