LA MADERA Y EL FUEGO

LA MADERA Y EL FUEGO

Cuando escuchamos las palabras “casas de madera” es inevitable pensar en la debilidad que pueden presentar en caso de incendio. Quizá este pensamiento haya sido promovido por los propios constructores de viviendas tradicionales. O quizá, simplemente, a nuestra cabeza se nos venga a la cabeza la madera ardiendo en hogueras u otras situaciones. Pero la realidad es bien distinta.

Y la realidad es otra por dos aspectos principalmente:

–       Primero tenemos que destacar que la conductividad térmica de la madera es relativamente baja. Oscila entre 0,09 y 0,15 Kcal/mhºC. Esta baja conductividad permite que la estructura de la casa se mantenga estable durante el tiempo necesario para evacuar una casa o edificio. Esto es así porque son las primeras capas de la madera las que se carbonizan y, al producirse este fenómeno, hace de capa protectora frente a las capas más interiores.

–       Por otra parte, la mayoría de las maderas usadas en el ámbito de la construcción son ignífugas. La ignifugación no es otra cosa que aplicar ciertos aditivos a la madera los cuales mejoran sus propiedades. Estos productos lo que hacen, básicamente, es retrasar la combustión de la madera.

IGNIFUGACIÓN

Es importantísimo elegir el producto adecuado para la ignifugación. Por suerte, actualmente contamos con varias soluciones. A continuación, se muestran las más comunes:

–       Mortero de perlita y vermiculita: está fabricado en base de yeso y perlita. Este producto se proyecta sobre la estructura con máquinas. El acabado no suele ser muy estético.

–       Mortero de lana de roca: fabricado con lana de roca y cemento. Se suele usar en las franjas cortafuegos de cubiertas. El acabado no es demasiado estético, pero es una solución bastante económica.

–       Pintura intumescente: con esta solución primamos la estética en detrimento de una buena resistencia al fuego. Si la combinamos con esmalte conseguiremos acabados del color que queramos.

–       Panel rígido de lana de roca: fabricados mediante lana mineral. Tienen buena maleabilidad y se suelen usar para franjas cortafuegos y sellado de pasos de instalaciones.

–       Barnices intumescentes: protegen y mejoran la reacción de la madera ante el fuego. Este tipo de producto tiene un acabado bastante estético y se aplica de igual forma al barniz convencional

Puedes ver más entradas como esta, en nuestra sección de noticias.

Por |2019-02-22T06:31:55+00:00febrero 22nd, 2019|Casas de madera|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario