LA INSONORIZACIÓN

LA INSONORIZACIÓN

 

En esta entrada de nuestro blog trataremos un tema que a casi todos nos ha afectado en alguna ocasión. Hablaremos de la insonorización de nuestra casa. Está demostrado que el nivel de ruido de una vivienda afecta directamente a la calidad de vida. Cuando decimos “nivel de ruido”, nos referimos tanto al proveniente del exterior como al emitido en nuestra propia casa. Si bien es verdad que en edificios de múltiples viviendas el problema puede agravarse considerablemente.

 

ZONAS SENSIBLES DE INSONORIZAR

 

Lo primero que se recomienda antes de insonorizar es detectar de donde proviene el ruido que nos incomoda. Una vez detectado, debemos proceder a reformar la zona donde el ruido nos provoca esta molestia. Las zonas sensibles a ser reformadas son las siguientes:

–          Paredes: lo primero es detectar cómo fueron construidas las paredes de la vivienda. Si las paredes poseen una cámara de aire, esta puede ser rellanada con una material aislante. En caso contrario, lo más sencillo es colocar una pared de pladur sobre las mismas.

–          Techo: en este caso, al no existir cámara de aire, la única solución es colocar un doble techo. El espacio que queda entre el techo original y el nuevo actuará como cámara, la cual se podrá rellenar con material aislante.

–          Suelo: situación similar al techo. Lo más sencillo es colocar una tarima flotante. Entre el suelo original y la tarima se colocará un material aislante.

 

MATERIALES PARA INSONORIZACIÓN

 

Una vez conocidos las zonas sensibles a ser insonorizadas, pasaremos a explicar los diferentes materiales para insonorización:

–          Fibra de plástico o poliéster: este tipo de material se aplica al exterior de la vivienda. No solo aísla acústicamente, sino que también repele el agua.

–          Espuma de polietileno: este material normalmente es utilizado para aislar tuberías. En el caso de una vivienda, se aplica en los forjados situados por debajo del parquet. Aísla tanto del sonido como del calor.

–          Poliuretano expandido: este material puede ser aplicado tanto en paredes como techos. Aísla tanto acústicamente como del calor y humedad.

–          Fibras naturales: pueden tener procedencia animal o vegetal. Un aspecto positivo es que es un material reutilizable. La fibra de madera suele ser utilizada como aislante acústico y la lana de oveja como aislante térmico.

–          Lana de roca: su principal característica es que, además de un buen aislamiento acústico, también protege a la casa de incendios.

–          Pladur: seguramente es el material más conocido y utilizado. Es económico y sus prestaciones son muy buenas. Normalmente es empleado en paredes y falsos techos.

 

Seguro que nos hemos dejado sin mencionar muchos materiales interesantes. Desde Ecoandeco os animamos a que nos digáis cual es el material que habéis elegido para insonorizar vuestra vivienda.

Por |2019-08-07T12:44:41+00:00agosto 7th, 2019|Casas de madera, materiales|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario