INCENDIOS DE VERANO

INCENDIOS DE VERANO

Es Agosto y todas las cadenas abren sus informativos con una noticia que se repite todos los veranos: incendios forestales. Lamentablemente, como sucede cada año, el fuego se ha vuelto a cebar con una zona forestal de nuestro país. Ahora le ha tocado a Gran Canaria. Es triste ver como el fuego, año tras año, arrasa miles de hectáreas de bosques. Estamos ante una situación límite, que hay que analizar y buscar soluciones. Si no frenamos la velocidad con la que están ardiendo montes y bosques, acabarán por desaparecer de nuestra geografía.

DATOS SOBRE INCENDIOS

El incendio de Gran Canaria ha arrasado más de 10.000 hectáreas. Estamos antes el incendio más grave de los últimos 6 años. Desde 2013 han sido 5 las provincias que han sufrido una pérdida de más de 6.800 hectáreas: Pontevedra, León, Zaragoza, Cáceres y Jaén.

En lo que va de año, y hasta el 11 de Agosto, se ha registrado una pérdida de alrededor de 57.700 hectáreas. Esta superficie ha sido quemada en 8.313 siniestros, de los cuales 11 han sido grandes incendios (más de 500 hectáreas).

La media de hectáreas quemadas, hasta el 11 de Agosto, de los últimos 10 años es de 59.900 hectáreas. Este dato ha sido proporcionado por Agricultura. Especialmente lamentables fueron los años 2017 y 2006, con 98.000 y 72.000 hectáreas calcinadas respectivamente.

Por otro lado destacar que 9 de cada 10 incendios son causados por el ser humano. Este dato, unido a los comentados anteriormente, debería de concienciarnos sobre el problema que tenemos en España.

MEDIDAS PREVENTIVAS Y CONSEJOS

Ante esta situación, desde Ecoandeco os queremos comentar unas medidas básicas que pueden ayudar e prevenir un incendio. La mayoría son de pura lógica, pero no está de mal recordarlas:

–          No tirar cigarrillos por las ventanillas del coche.

–          No tirar basura en general y objetos de vidrio en particular en lugares que no estén destinados para ello.

–          No realizar fogatas en lugares boscosos o cercanos por mucho que creamos que está controlado.

–          No estacionar automóviles donde haya hierba seca.

–          No dejar nada inflamable una vez terminada la acampada y, durante la misma, guardar y controlar los líquidos inflamables.

–          Ante cualquier pequeño conato de incendio, apágalo arrojando ramas verdes o tierra.

Consejos que os proporcionamos:

–          Si tienes que huir de un incendio, no lo hagas ladera arriba. Trata de buscar zonas planas y camina siempre en sentido contrario al viento.

–          Si estás cerca de un incendio, cúbrete la nariz y boca con un trapo húmedo.

–          Nunca trates de cruzar entre las llamas.

–          Si tu ropa empieza a arder, acuéstate en el suelo y rueda sobre ti mismo. Intenta, al mismo tiempo, cubrir tu cara.

Por |2019-08-21T09:18:18+00:00agosto 21st, 2019|Casas de madera|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario