GESTIÓN ECOLÓGICA DE LA COMPRA Y LOS RESIDUOS

GESTIÓN ECOLÓGICA DE LA COMPRA Y LOS RESIDUOS

Esta semana, en Ecoandeco, hemos querido centrarnos en lo que en la entrada anterior llamamos “ecología de andar por casa”. Ya hemos dado algunos consejos de cómo ser un poco más responsables reduciendo el consumo de luz, agua y gas. Pues bien, hoy nos vamos a centrar en cómo gestionar, de manera más eficiente, nuestras compras y los residuos generados.

GESTIÓN DE NUESTRA COMPRA

Aunque no seamos conscientes, podemos modificar nuestros hábitos de compra para ser más respetuosos con el medio ambiente. Algunos consejos podrían ser los siguientes:

–          Evitar los envases de plástico. Parece que últimamente va aumentando la conciencia sobre los problemas generados por este material. El plástico es un material que, hasta en el mismo proceso de reciclado, tiene un gran impacto sobre el medio ambiente. En este aspecto, si evitamos la compra de productos con este tipo de envase, reduciremos su consumo.

–          Comprar productos a granel siempre que sea posible. Dando un paso más allá respecto al primer punto, si evitamos comprar productos envasados, reduciremos la generación de productos de desecho.

–          Mientras más cercana sea la procedencia de los productos que compramos, mejor. El motivo es simple. Mientras menos distancia, menos desplazamiento. Mientras menos desplazamiento, menos contaminación derivada del transporte.

–          El último punto se trata de una obviedad: en la medida de lo posible, consumir productos ecológicos.

GESTIÓN DE LOS RESIDUOS

El siguiente paso para adoptar una actitud más ecológica es modificar nuestros hábitos referentes a la gestión de los residuos. Seguro que muchos de nosotros ya lo hacemos pero lo primero que debemos hacer es segregar nuestra basura en 4 contenedores o cubos diferentes:

–          Uno para los cartones y papeles (azules son los contenedores que encontramos en la calle para estos residuos).

–          Uno para los plásticos y envases (amarillos son los contenedores que encontramos en la calle para estos residuos).

–          Uno para el vidrio (verdes con forma ovalada son los contenedores que encontramos en la calle para estos residuos).

–          Uno para los residuos orgánicos  (verdes con forma cuadrada son los contenedores que encontramos en la calle para estos residuos).

Hemos dicho de segregar en 4 contenedores nuestros residuos. Pero esto debería ser el mínimo que encontramos en cualquiera de las calles en la que vivimos. En algunas ciudades o zonas encontramos otros contenedores:

–          Contenedores naranjas para los aceites de cocina o domésticos.

–          Contenedores grises para residuos no reciclables o sin clasificar.

–          Contenedores para pilas.

–          Contenedores para ropa vieja o que ya no tenemos pensado utilizar.

Aunque parecen demasiados, seguro que se nos olvida algún modo de segregar nuestros residuos. Si alguien ha visto por su ciudad algún contenedor que no hayamos nombrado, animamos a que lo comparta.

Por |2019-06-28T07:11:22+00:00junio 28th, 2019|Casas de madera, materiales|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario