EL FUTURO DE LAS CASAS  DE MADERA

EL FUTURO DE LAS CASAS  DE MADERA

En alguna entrada anterior comentábamos que el sector de la construcción debía tirar del carro de la economía de España. Nos referíamos a que, tras la crisis sanitaria provocada por el COVID19, se espera una profunda crisis económica. En este sentido, muchas esperanzas están puestas en la construcción y en su capacidad de generar empleo, aquí es vital el futuro de las casas de madera.

En este sentido, parece que no vamos muy desencaminados. Sin embargo, parece que la tendencia en el interés de los clientes va a variar. Debido a las dificultades económicas que atravesamos y que, sobre todo, atravesaremos el interés de los clientes se ha centrado en las casas prefabricadas. Como bien hemos comentado en anteriores ocasiones, esta modalidad de construcción es, además de más sostenible, bastante más económica y rápida.  

EL COVID19 COMO PROPULSOR DE LAS CASAS PREFABRICADAS

No podemos negar que el aumento del interés en las casas prefabricadas viene de hace tiempo. Sin embargo, la pandemia que hemos y estamos sufriendo ha provocado un impulso para este sector. Desde diferentes promotoras y empresas de construcción se coincide en afirmar que durante estos meses el interés y la demanda por estas viviendas no solo se ha mantenido, sino que ha aumentado.

Una característica (y ventaja) de la industrialización en la construcción de viviendas es el aumento de la seguridad laboral. Para entender esto tenemos que pensar que una casa prefabricada se construye, básicamente, en una nave industrial. Posteriormente, “se monta” en la parcela, pero, hasta ese momento, llega la mayor parte de su estructura ya construida. Pues bien, es en este espacio de la nave industrial donde el control de la seguridad del trabajador aumenta considerablemente respecto a si se encuentra en la propia obra. En este aspecto, el facilitar y controlar el uso de EPIS es mucho más sencillo y cómodo. Por otro lado, las inclemencias meteorológicas a las que están expuestos los trabajadores son menos extremas a las que se pueden encontrar en la propia obra.

Otra de las ventajas de este tipo de viviendas la ha pronunciado José Antonio Tenorio, científico de CSIC. Afirman que se trata de viviendas que pasan muchos y exhaustivos controles de calidad tal y como puede pasar un automóvil u otro objeto fabricado en línea. Además, esto no va reñido con que el cliente pueda elegir sus propios detalles o particularidades. 

Por |2020-06-02T12:40:08+00:00junio 2nd, 2020|casa de madera, Casas de madera|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario