DIFERENCIAS ENTRE CASA PASIVA Y VIVIENDA HABITUAL

DIFERENCIAS ENTRE CASA PASIVA Y VIVIENDA HABITUAL

La construcción de las viviendas habituales o tradicionales implican un alto consumo de energía. Esto deriva en un derroche energético que no solo afecta la economía familiar, sino también al planeta. Una casa pasiva es de gran ayuda al ambiente ya que se construye siguiendo diseños precisos para aprovechar la energía natural.

Para poder destacar las diferencias entre una casa pasiva y una vivienda habitual, debemos diferenciarlas bien.

¿Qué es una casa pasiva?

Se trata de una casa que ha sido construida o modificada siguiendo determinadas recomendaciones para disminuir el consumo energético. Estas vivienda pueden mantener la calefacción y/o refrigeración con una mínima demanda de energía eléctrica.

¿Qué es una vivienda habitual?

O también llamada residencia habitual. Es el sitio en que una persona tiene fijada su residencia. Además, suele ser donde esa persona ha vivido durante mucho tiempo y  tiene una gran probabilidad de seguir allí.

¿Cuáles son las diferencias entre una casa pasiva y una vivienda habitual?

  • La diferencia de mayor importancia entre uno y otro modelo radica en que las casas pasivas presentan una notable disminución del consumo energético, estimado e aproximadamente 70% – 90% menos en relación con la vivienda habitual.
  • En una casa pasiva, gracias a los elementos usados en su construcción, se aprovecha mucho la luz solar. Esto hace que en invierno haya una agradable temperatura dentro de la casa. En la vivienda habitual hay que tener una calefacción encendida para lograr el mismo efecto.
  • Las casas pasivas, en relación con las viviendas habituales o tradicionales, presentan un alto grado de aislamiento térmico y acústico.
  • En las casas pasivas el aire interior se renueva de manera constante debido a un sistema de ventilación interno. En una vivienda habitual es necesario abrir las ventanas para lograr la circulación del aire interno.
  • La construcción de una casa pasiva toma en cuenta aspectos como la orientación, la luz solar, la ubicación, para así beneficiarse de los recursos bioclimáticos. Las viviendas habituales se construyen en terrenos sin tomar en cuenta estos aspectos.
  • Una vivienda o casa pasiva mantiene un alto confort térmico interno, así como una demanda de energía muy reducida. En cambio, una vivienda habitual presenta las características contrarias.
  • Las ventanas en las casas pasivas son eficientes y ahorran energía. En las viviendas habituales esta energía se escapa precisamente por las ventanas, además de las fachadas y la envolvente de la edificación.
  • Las casas pasivas han logrado demostrar que la salud de las personas puede beneficiarse en este tipo de construcciones. Para su construcción se utilizan materiales que generan un bajo nivel de contaminación, reciben y captan suficiente luz solar. Mientras tanto, en  la vivienda tradicional los materiales de construcción son por lo general contaminantes y pueden resultar alergénicos para muchas personas.

 

Por |2021-02-03T13:38:47+00:00febrero 5th, 2021|Casas de madera|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario