CURVADO DE MADERA

PROCESO DE CURVADO DE MADERA

A la hora de construir una casa de madera podemos optar por diferentes opciones. Hay quienes buscan una solución económica y otra gente se decanta por sus características sostenibles. Por otro lado, en este tipo de casos la estética y los detalles suelen jugar un papel muy importante.

En otras entradas hemos hablado de diferentes tratamientos a los que puede ser sometida la madera. En la entrada de hoy hablaremos de un proceso muy específico que puede ser una muy buena solución de gran belleza estética para nuestra vivienda. Nos referimos al proceso de curvado.

Antes de entrar en materia cabe comentar que no todos los tipos de madera se comportan igual a la hora de ser curvadas. Dependen de su rigidez y de otras características intrínsecas que las diferencian.

PRINCIPALES TÉCNICAS DE CURVADO

Como podemos imaginar, existen diferentes técnicas de curvado. Hoy comentaremos las 3 más habituales.

        Curvado con vapor: comenzamos por esta técnica por ser la más habitual. Requiere que la madera esté recién cortada y fresca. En caso contrario, debemos humedecerla. El proceso de curvado con vapor consiste en que la madera sea sometida a una temperatura de 100º en una cámara de vapor. Posteriormente se le va dando a la pieza la forma que se desee. El tiempo al que debe ser sometida a la fuente de calor depende del tipo de madera. Algunos expertos recomiendan que debe aplicarse en torno a 1,8 minutos por cada milímetro de espesor.

        Curvado con ranuras. Esta técnica se basa en realizar pequeñas ranuras en la propia madera para que, una vez que la doblemos, se curve con mayor facilidad. Se recomienda que el grosor de estas ranuras sea de 2 terceras partes del espesor de la misma. Una vez hechas las ranuras, se encolan y se realiza la flexión de la pieza hasta que se seque.

        Curvado por laminación. Por último, comentaremos la técnica más compleja de las 3 expuestas. El proceso consiste en laminar la pieza en capas de espesor entre 1,5 y 3 mm. Posteriormente pasaremos a encolarlas. Aunque la vaporización en esta técnica no es requisito indispensable, sí que necesitaremos de moldes para conseguir la forma que deseamos. Comentar que, a diferencia del contrachapado, en este caso tendremos las fibras en la misma dirección, siendo el proceso de moldeado más sencillo.

Por |2020-09-03T14:51:48+00:00septiembre 3rd, 2020|decoración, materiales|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario