CONCEPTO Y MATERIALES UTILIZADOS EN EL ENCOFRADO

ENCOFRADO: CONCEPTO Y MATERIALES UTILIZADOS

En esta entrada vamos a hablar de una de las partes de toda construcción, incluidas las casas de madera. Se trata del encofrado. Primeramente, vamos a explicar de lo que se trata por si alguien no está del todo familiarizado con el concepto.

El encofrado se podría definir como un elemento auxiliar que tiene como misión soportar, temporalmente, el hormigón fresco. De esta manera, se le da la forma deseada al hormigón mientras este se va endureciendo. Normalmente, una vez que el hormigón fragüe, estas estructuras se retiran y se reutilizan en otras obras. Sin embargo, existen algunos tipos de encofrados que son absorbidos y no hace falta retirarlos.

MATERIALES PARA ENCOFRADO

Al elegir el tipo de material del encofrado, podemos simplificar nuestras opciones a una solución metálica o de madera. Cada una tiene sus ventajas y, también, sus inconvenientes.

Por un lado, los materiales metálicos suelen requerir de un montaje más sencillo. Además, tienen la ventaja de que son más duraderos. Por el contrario, la flexibilidad en su manejo es menor ya que encontraremos dificultad a la hora de adaptarlas a formas irregulares.

Por otro lado, tenemos los tableros de madera para encofrados. Este material tiene la ventaja de que es bastante más ligero. Y, además, podemos adaptarlos con mayor facilidad a las formas irregulares que nos encontramos en el hormigón. Como principales desventajas enumeramos dos. La primera es que se deteriora con bastante más facilidad que el metal. Y, como segunda, la complejidad de mantenimiento y montaje es también mayor.

ALGUNOS CONSEJOS A LA HORA DE ENCOFRAR

A continuación, vamos a enumerar algunos consejos o recomendaciones que nos ayudarán a obtener un buen encofrado.

        Uno de los primeros puntos a comentar es la importancia de la limpieza de los materiales a utilizar. Si las estructuras se reutilizan y tienen restos de hormigón, estos pueden crear marcas en la nuestra estructura.

        Es muy recomendable usar líquidos desencofrantes en la cara interior de las estructuras metálicas. Para estructuras de madera, debemos mojarlos con agua para que el hormigón no se adhiera al encofrado.

        No tener prisas a la hora de retirar las estructuras. Debemos esperar a que el hormigón fragüe correctamente.

        Por último, y relacionado con el primer punto, es importante limpiar las estructuras correctamente para no dejar restos que puedan perjudicar al siguiente trabajo.

Por |2020-08-19T07:54:56+00:00agosto 18th, 2020|Casas de madera, materiales|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario