CICLO DE VIDA DE VIVIENDAS PASIVAS

ANÁLISIS CICLO DE VIDA DE VIVIENDAS PASIVAS

Como si de cualquier otro producto se tratasen, todas las casas tienen un determinado ciclo de vida. Al decir todas, incluimos también a las casas pasivas. Este ciclo de vida comienza con la extracción de las materias primas necesarias para la construcción del edificio. Continúa con el transporte de estas materias, el proceso productivo de los materiales y su propio uso.  Y finaliza con el mantenimiento del edificio o vivienda y, posteriormente, su demolición y gestión de residuos.

El análisis del ciclo de vida nos permite comprobar, de manera científica, el impacto sobre el medio ambiente. Pero el objetivo no es sólo medir estos efectos negativos, sino comunicarlos y minimizarlos. O, en algunos casos, eliminarlos.

RESULTADOS DE LA DECLARACIÓN AMBIENTAL BAJO EL EPD SYSTEM

 Tan solo unos meses se han publicado los resultados de la Declaración Ambiental bajo el EPD System para viviendas pasivas. Cabe destacar que durante la elaboración de este documento se ha tenido como colaboradora a la prestigiosa empresa ISOVER.

Lo primero, destacar que se ha estimado que el impacto generado de una vivienda pasiva es hasta un 96% menor. Siempre comparado con una vivienda convencional/tradicional. El tipo de vivienda pasiva tomada como referencia consta con certificación Passivhaus.

El principal motivo que se destaca para conseguir este bajo impacto es el uso de la madera como materia prima. Su uso responsable supone un impacto positivo medioambiental.

LA REDUCCIÓN DEL IMPACTO AMBIENTAL TRADUCIDA EN NÚMEROS

Pero, este 96% de reducción del impacto, ¿es mucho o es poco? Pue bien, vamos a dar unos datos para demostrar la importancia de esta reducción.

Este porcentaje supone un ahorro de 125.900 kg de CO2. Para tomar perspectiva, esta cantidad es equivalente al impacto de casi 9,5 habitantes de la UE y a dar 26,5 vueltas a la Tierra.

Si lo traducimos a energía, estaríamos hablando de un ahorro de 145.400 KWh durante su ciclo de vida. Esto equivale a 830 bombillas de 20W, al año, durante las 24 horas del día de todos los días del año.

Un último dato sería el relativo a los residuos generados. Una casa pasiva conseguiría, durante su ciclo de vida, una reducción de 337.000 kg. Esta cantidad equivale a los residuos generados por 750 personas durante un año.

Por |2019-12-10T08:28:56+00:00diciembre 10th, 2019|casa de madera, Casas de madera, Ecología|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario