CHAPAS DE MADERA

CHAPAS DE MADERA

En nuestro blog solemos hablar de casas de madera, sin embargo en la entrada de hoy queremos hablar sobre un “mundillo” que existe dentro del sector maderero. Se trata de las chapas de madera. Y, aunque el tema da para hablar durante varias entradas, intentaremos condensarlo para explicar lo más importantes.

Antes de nada, debemos de comenzar con la definición del concepto “chapa de madera”. Este término se refiere a una hoja de madera con un espesor uniforme que puede obtenerse de diferentes procesos que explicaremos más adelante. Como podemos imaginar, existen diversos tipos de chapas. Al igual que también están definidas ciertas condiciones que tienen que cumplir. De todo esto hablaremos hoy.

 

TIPOS DE CHAPAS DE MADERA

Como hemos comentado, existen varios tipos de chapas en función a diferentes clasificaciones posibles.

Una de ellas en su aplicación final. Aquí podemos encontrar chapas destinadas a usos decorativos, que suelen ser más finas. Pero también podemos encontrar chapas para construir tableros contrachapados (más gruesas y bastas).

Otra forma de clasificar las chapas es en función de la calidad. Sin embargo, el término “calidad” es muy subjetivo y puede ser interpretado de diferente manera. En Europa y España este concepto se asocia a las dimensiones, color y veteados.

 

CONDICIONES A CUMPLIR POR LAS CHAPAS DE MADERA

Básicamente nos centraremos en 3 condiciones que deben cumplir las chapas de madera.

La primera de ellas es el contenido de humedad que posee. Aquí hay que jugar con los dos extremos. Por un lado, si el contenido de humedad es alto puede facilitarse la aparición de hongos y que la madera se pudra. Por otro lado, si el contenido de humedad es bajo la chapa puede llegar a ondularse. Por lo tanto, lo ideal es que la madera tenga un porcentaje de humedad de entre el 11 y el 13%.

Otro punto a comentar son las dimensiones de las chapas de madera. Como podemos imaginar, dependiendo de la aplicación a la que se destine, tendrá unas medidas u otras. Lo que si está definido es el ancho mínimo que suelen tener: entre 90 y 100 mm.

Por último, tenemos que comentar la calidad de la chapa de madera. Como hemos anticipado, no existe ningún sistema específico que asigne calidades a las chapas decorativas. Estas condiciones se suelen acordar entre el comprador y el vendedor.

Por |2020-04-08T07:51:19+00:00abril 8th, 2020|Casas de madera, decoración, materiales|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario